(0261) 6701191 Email
Fadep Predio Nuevo 1

El Predio Social y Deportivo no se detiene

A PASO FIRME

La pandemia no detiene a Fadep. Más allá del parate obligado ocasionado por el coronavirus, Fundación Amigos por el Deporte continúa, respetando los protocolos sanitarios correspondientes, los trabajos en el Predio Social y Deportivo.

No se han frenado las tareas en nuestra próxima casa y se adelantaron muchas labores, dentro de lo permitido por el Gobierno provincial y el Ministerio de Salud.

Se está trabajando muy fuerte en el predio ubicado en Russell, Maipú (calle Pública y Espejo), para que lo antes posible el plantel de Primera División, Divisiones Inferiores, Infantiles y Escuela de Fútbol puedan entrenar en el lugar.

“El objetivo es que una vez que se habiliten los entrenamientos en los clubes y pase la pandemia, el plantel de Primera División ya pueda practicar en las nuevas canchas”, expresa Sebastián Torrico, presidente de Fundación Amigos por el Deporte.

Imagen del vestuario local, que ya se encuentra casi terminado.

El “Cóndor”, actual arquero de San Lorenzo, agrega: “Estamos haciendo un esfuerzo muy grande en este momento complicado para todos, tenemos una misión y la vamos a cumplir. Será nuestro lugar de pertenencia, un predio de primer nivel que seguramente disfrutaremos mucho”.     

Hoy se continúa con los trabajos en los distintos campos de juego y finalizando los detalles con respecto a los vestuarios, utilería y lavandería.

Los camarines del predio se encuentran en la parte final de su trabajo.

Los próximos pasos tienen que ver con  la construcción de una cancha de fútbol con pasto sintético para 11 futbolistas, el pórtico de ingreso a las instalaciones y los baños públicos, como así también el cierre de una de las tantas canchas que se encuentran en el predio.

El Predio social Deportivo será muy pronto el nuevo hogar de Fundación Amigos, donde el elenco principal jugará de local y donde se llevarán a cabo todas las actividades deportivas del club.

Así luce el vestuario que será para los futbolistas de Fundación Amigos.

La construcción  ya dejó de ser un sueño para transformarse en una hermosa realidad. Cada vez falta menos, para reencontrarse y abrir las puertas de un espacio único para la familia de Fadep.