(0261) 6701191 Email
DSC 0489

Fútbol y Yoga: una nueva y perfecta combinación

UN PASO ADELANTE

Desde hace tiempo Fadep utiliza el yoga como una herramienta más de entrenamiento para mejorar al futbolista. Paula Lemmo, profesora del plantel de Primera División, habla sobre el trabajo que se viene realizando. “El beneficio para el deportista es absoluto”, remarca.

Siempre el fútbol y el deporte abren la puerta para nuevos desafíos, con el objetivo de incorporar métodos que ayuden a perfeccionar el trabajo que se realiza día a día.

Nuestra Fundación Amigos busca en todo momento perfeccionarse y estar un paso adelante, apuntando a que los jugadores cuenten con nuevas herramientas que les permita mejorar el rendimiento futbolístico. Una conjunción perfecta para sentirse plenos dentro y fuera de la cancha. Que el bienestar trascienda, también, el campo de juego.

Es por eso que desde hace tiempo el plantel de Primera División realiza sesiones de yoga como una parte más de la estructura integral de los entrenamientos, por lo menos una vez por semana con la profesora Paula Lemmo. Una iniciativa que empieza a ser mirada con atención por el resto de los clubes.

Paula, que trabaja con el plantel de Fadep, cuenta cómo se instrumenta esto en el fútbol y los beneficios que trae para los deportistas: “El yoga en sí proporciona beneficios mentales, emocionales y  físicos, lo cual favorece a cualquier tipo de deportista. En este caso, con los chicos de Fadep, pese al poco tiempo que llevamos, ya se están viendo los resultados  y la aceptación”.

-¿En qué vas notando los resultados?

-Lo más inmediato son los resultados físicos, a través de la respiración y la meditación, porque comenzás a mejorar la circulación sanguínea lo que favorece la  oxigenación de cada célula del cuerpo. Se aprende a controlar y observar la respiración, lo que lleva a controlar la mente en situaciones límites. Se pueden nombrar millones de beneficios físicos, como tonificar los músculos, fuerza. La respiración se centra en el abdomen, a medida que uno va creciendo va subiendo todas las tensiones e incluso el aire a todo al pecho, se trabaja mucho y esto  genera que la musculatura abdominal se encuentre permanentemente en la labor. Es el sostén de nuestra espalda, y también por ese lado se trabajan los abdominales.

Los jugadores son conscientes de los beneficios que trae este trabajo.

-¿Cuesta adaptarse a todo esto, a empezar a respirar mejor?

-Sí, cuesta. Es todo un entrenamiento y cuesta mucho bajar la respiración, es algo que traemos de bebé y si ven a un bebé se darán cuenta que la pancita se infla y desinfla como un globo. Lo vamos perdiendo debido a las tensiones y la vida diaria, vamos perdiendo la magia de la respiración, que es mágico porque nos ayuda a controlar la mente. Está directamente relacionado con nuestras emociones, por eso cuesta al principio. A todos mis alumnos les cuesta. Luego es un entrenamiento cotidiano, diario o las veces que sea por semana y se va adquiriendo plenamente. Se aplica a la vida. Es la finalidad de yoga, que todo lo que pase en la colchoneta es cómo se va a desempeñar uno en la vida diaria.

-En el fútbol es algo nuevo. ¿Cómo se lo tomaron en el grupo de Fadep?

-Estoy muy sorprendida por el profesionalismo de los chicos, están muy conscientes de los beneficios que esto otorga y creo que ya lo están viviendo. La concentración que tienen los jugadores es impecable, me saco el sombrero ante ellos. Estoy frente a 30 jugadores y soy una más, no siento ningún tipo de diferencias ni nada por el estilo. En ese contexto es impecable lo de los chicos, es fantástico.

Las sesiones se hacen en los distintos lugares de entrenamientos.

-¿Cuánto sirve para otra disciplina deportiva?

-Mucho, absolutamente. Yoga es unión, cuerpo y mente. Para alcanzar sabiduría y perfección, en este caso es imprescindible para cualquier deportista. Los beneficios físicos son muchos: tonifica los músculos, aumenta la resistencia, mejora la movilidad y el equilibrio mental, ayuda a controlar el estrés, la ansiedad, la presión mediática, el nivel de exigencia, la fatiga. Esto normalmente repercute negativamente, cuando uno se estresa en cualquier tipo de deporte. El yoga te ayuda a controlar todos esos estados para que el rendimiento sea ciento por ciento. Que la mente no entre en juego para cuando se tenga que desarrollar alguna competencia o entrenamiento muy exigentes.

La aceptación de los deportistas es muy grande.

-¿Qué es lo que más destacás?

Y una de las cosas más destacadas es que te brinda estabilidad emocional, lo que influye directamente en la motivación, porque la estabilidad emocional se pierde cuando no se obtienen los resultados deseados. Uno siempre busca la victoria, pero a veces se pierde y también aparecen cuestiones anímicas de la vida diaria que influyen bastante. El yoga te ayuda a controlar y manejar todos esos estados, emociones, mente, y brinda  toda la fortaleza física que es imprescindible para los deportistas.