(0261) 6701191 Email
Fundación Amigos Por El Deporte Campeón Del Torneo Apertura "Pedro Castellino"

Fundación Amigos por el Deporte campeón del Torneo Apertura «Pedro Castellino»

Fundación Amigos por el Deporte derrotó a Godoy Cruz 2 a 0 y se quedó con el Torneo Apertura “Pedro Castellino”.

Delirantes, gozosos, radiantes, con la felicidad a flor de piel. Ahí están ellos, los amigos campeón. Los amigos de Sebastián Torrico, un verdadero campeón que tuvo la brillante idea de forjar el club junto a sus amigos Pablo, Diego, Chueco, Leo y Gabriel. Así nació Fundación Amigos por el Deporte, un 22 de octubre de 2012. Cuatro años después está el resultado.

“¡Dale campeón, dale campeón, dale campeón, dale campeón!”, suena el hit de la banda en el Omar Higinio Sperdutti. Suena tan bien como Mi Amigo Invencible. Entonces, posan para la foto con la Copa y se les dibuja la mejor sonrisa.

Saltan, gritan, se pellizcan. Son un puñado de jóvenes cuya gran mayoría actúa en las divisiones menores de una incipiente institución que en apenas siete meses de competencia oficial en la Liga Mendocina de Fútbol ya cosechó tres logros deportivos inolvidables: ascenso de Primera B a Primera A, título de Apertura 2016/17 en Primera A y clasificación para el próximo Torneo Federal C, que comenzará a fines de enero del año próximo.

ascenso

Las imágenes siguen pasando una tras otra en un abrir y cerrar de ojos. Mientras tanto, desde el cielo caen gotas de bendición. Porque indudablemente, estos chicos están tocados por la varita mágica.

Son justamente los fundadores de una mística que va moldeando los cimientos para el futuro. Levantan las paredes con ladrillos de gloria y van por más.

Quieren tocar el cielo mismo con las manos, por eso el capitán Jofré levanta la copa lo más que puede, como la bandera del fútbol de un equipo que hizo un culto del buen juego.

¿Se puede jugar bien en el torneo de la devaluada Liga Mendocina de Fútbol? La respuesta está en cada una de las actuaciones del elenco rojinegro. Y ayer, el que lo sufrió en carne propia fue el mismísimo Godoy Cruz, que perdió su segunda final liguera de manera consecutiva (la anterior había sido ante el CEC, por penales).

Fue un partidazo. Palo y palo. De ida y vuelta. Emoción tras emoción. El Tomba comenzó mejor, pero perdonó donde no se debe. Y menos en una final. Fundación disimuló sus errores, potenció las virtudes ofensivas y pegó en los momentos justos.

Gloria a Fundación Amigos por el Deporte, una institución que con su enorme frescura convirtió el gran sueño del éxito en una hermosa realidad. ¡Salud, campeones!

Fuente: Los Andes